Menú principal+

Fotógrafo de Alimentos

Lo  principal y más significativo cuando fotografiamos  un alimento o un plato de comida, es que nos resulte apetitoso, que nos invite a degustarlo. Como es normal, hay platos o alimentos que son mas susceptibles de ser fotografiados y otros que no lo son. Por lo tanto, es fundamental para un fotógrafo de alimentos la composición y el estilismo del plato para que sea lo mas fotogénico posible. Por lo tanto, hay que buscar alternativas para mejorar la fotogenia (añadiendo o quitando algo del plato o del bodegón o variando la iluminación o el encuadre).

 

Fotografía de Alimentos

Es  muy común para añadir interés visual a la Fotografía de Alimentos utilizar encuadres cortos y diafragmas muy abiertos, para conseguir poca profundidad de campo (lo cual produce desenfoques muy atractivos y muy estéticos, los cuales resaltaran los volúmenes de los alimentos).
Para este tipo de encuadres es necesario un objetivo con capacidad macro, es decir, que sea capaz de enfocar a poca distancia del objetivo. Frecuentemente se utiliza un objetivo 105 mm macro (en formato 35 mm)o un objetivo 120 mm (para formato medio). Como con el resto del equipo, la calidad de la óptica es muy importante para conseguir resultados excelentes.

La iluminación es también muy importante, no es lo mismo iluminar una sopa o un gazpacho que iluminar un plato de carne o una ensalada. Depende del volumen del plato, optaremos por una iluminación lateral o cenital, para conseguir volúmenes y que se resalten las texturas de los alimentos.

 

Share Button